Salud visual de los bebés

Los niños, en especial los bebés, no saben o pueden expresar cuando tienen un problema visual, por eso, los padres deben estar atentos a cualquier indicio y ante cualquier duda, consultar con un especialista.

En el caso de los bebés, los padres suelen tener inquietudes en común que podemos responder en ésta nota:

  • A qué edad comienzan a ver los bebés? En los bebés, el sentido de la visión se desarrolla de manera progresiva, a diferencia de los otros sentidos. Al principio ven luces, sombras, bultos; a los 2 meses pueden reconocer el rostro de los padres de cerca, y a los 3 meses pueden hacer un seguimiento visual de 180° y seguirnos con la mirada, si no están Pero recién perciben los colores y profundidad en mayor definición a los 6 o 7 meses.
  • A qué edad se determina el color de ojos del bebé? Depende del bebé, por lo general a los 6 meses ya adquieren el color que tendrán el resto de su vida, pero en algunos bebés recién puede suceder al año o más.
  • Qué hacer si a tu bebé le lagrimean los ojos? Es bastante común, ya que muchos bebés al nacer tienen el conducto lagrimal que conecta con la nariz obstruido. La lágrima que produce el ojo se acumula y puede llegar a ocasionar infecciones, lagañas o lagrimeo. Esto se puede tratar con lavados y masajes en el conducto lagrimal varias veces al día, pero siempre es conveniente consultar con el oftalmólogo infantil.
  • Qué hacer si el bebé tiene lagaña y los ojos pegados? Puede tratarse de conjuntivitis, se debe lavar el ojo con suero fisiológico y gasas estériles, y acudir al pediatra.
  • Qué hacer si el bebé fuerza el ojo? Durante los primeros 3 meses de vida, el sistema visual del bebé es inmaduro, por lo que les cuesta enfocar, lo que da la impresión de que el bebé bizquea. Luego de los 3 meses, frente a la sospecha de desviación ocular hay que acudir al especialista.
  • Cuándo hay que hacer la primera revisión ocular? Se recomienda hacerla durante el primer año de vida: un seguimiento correcto de la vista de los bebés es fundamental para detectar a tiempo patologías graves que deben ser intervenidas enseguida. También hay anomalías más frecuentes, como el ojo vago, el estrabismo o los problemas refractivos, que deben tratarse desde los primeros meses o años de vida, cuando hay mayor plasticidad cerebral.

Fuente: https://elpais.com

Esta entrada fue publicada en Niños, Salud visual. Guarda el enlace permanente.