La salud visual a partir de los 40

Algunos problemas visuales son muy comunes dependiendo de la edad, y en especial a partir de los 40 años existe mayor riesgo de desarrollar enfermedades y condiciones en los ojos relacionadas con la vejez, que pueden incluir degeneración macular relacionada con la edad, catarata, enfermedad diabética del ojo, glaucoma, baja visión y ojo seco.

La degeneración macular relacionada con la edad es una enfermedad ocular que puede nublar la visión central. Se presenta cuando el envejecimiento daña la mácula, la parte del ojo que controla la visión nítida frontal. La visión borrosa es un síntoma clave.

Una catarata es una opacidad de la transparencia normal del cristalino del ojo. La mayoría de los casos de cataratas se desarrollan lentamente a lo largo de los años, y su principal síntoma es la visión borrosa. Las cataratas provocan que el paciente sienta que está mirando a través de una ventana empañada. Cuando las cataratas interfieren en las actividades normales de una persona, se puede reemplazar la lente borrosa por otra nítida artificial. Este procedimiento es seguro y ambulatorio.

La Retinopatía diabética es una complicación de la diabetes y una de las principales causas de ceguera. Se produce cuando los niveles altos de azúcar en la sangre dañan los vasos sanguíneos de la retina.

El glaucoma es un grupo de enfermedades que pueden dañar el nervio óptico del ojo y resultar en pérdida de la visión y ceguera. Usualmente es asociado con la presión alta en el ojo y afecta la visión de lado o periférica.

Además de los controles constantes de la salud ocular, hay cosas que podemos hacer para mejorar en general:

* Dieta saludable y equilibrada: La dieta debe incluir bastantes frutas y verduras, especialmente verduras amarillas y de hojas verdes. Comer pescado rico en ácidos grasos omega-3, como el salmón y el atún, también puede beneficiar a los ojos.

* Mantener un peso saludable: Tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de desarrollar diabetes. La diabetes pone en mayor riesgo de contraer retinopatía diabética o glaucoma.

* Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio puede ayudar a prevenir o controlar la diabetes, la presión arterial alta y el colesterol alto. Estas enfermedades pueden conducir a algunos problemas del ojo o de la visión.

* Usar anteojos de sol: La exposición al sol puede dañar los ojos y aumentar el riesgo de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad. Hay que proteger los ojos con gafas de sol que bloqueen el 99 al 100 % de la radiación UVA y UVB.

*Evitar fumar: Fumar aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades de los ojos relacionadas con la edad, como la degeneración macular y cataratas; y puede dañar el nervio óptico.

* Conocer la historia clínica familiar: Algunas enfermedades oculares son hereditarias, por lo que es importante averiguar si alguien en la familia las ha tenido. Esto puede ayudar a determinar si se está en mayor riesgo de desarrollar alguna.

* Dar a los ojos un descanso: Si se pasa mucho tiempo frente a una computadora, se puede olvidar parpadear, lo que puede cansar a los ojos. Para reducir la fatiga ocular, se puede probar la regla   20?-?20?-?20: Cada 20 minutos, desviar la vista unos seis metros hacia adelante por 20 segundos.

Esta entrada fue publicada en Salud visual. Guarda el enlace permanente.