Cuidado con los anteojos truchos!

Como todos los años, los lentes de sol truchos se venden sin control en cualquier lugar en la vía pública: la calle, farmacias, quioscos, jugueterías, ferias y en especial en la playa. Para muchos es tentador comprar estos anteojos, ya que son muy baratos, pero lo que no toman en cuenta es la peligrosidad de su uso.

La ANMAT es quien se encarga de la regulación de los anteojos de sol y su venta, y de controlar si los anteojos registrados cumplen con la verdadera protección contra los rayos UV que deben tener los anteojos de sol, porque muchos de los lentes truchos tienen el sticker de “FILTRO UV” aunque realmente no que cuentan con esa protección.

Pero la venta ilegal sigue existiendo, por eso queremos contarte por qué son tan peligrosos para la salud visual.

Primero es importante enfatizar que es necesario usar lentes con protección UV todo el año, ya que los rayos de sol dañinos están presentes siempre, no sólo en verano, aunque es en esta época cuando más se sienten. Ahora, si los anteojos no tienen los filtros necesarios para protegerte de esos rayos, no hacen más que exponer la sensibilidad del ojo abierto hacia el sol. Los anteojos comprados en la vía pública NO CUENTAN con ningún tipo de filtro de rayos ultravioletas (UV), por lo que dañan las pupilas y comprometen seriamente la salud visual.

Sin lentes uno tiende a cerrar los ojos y los párpados funcionan de capa protectora. Con lentes sin protección el ojo está a disposición de los rayos UV para que puedan entrar a dañarlos sin restricción. Los lentes truchos hacen un efecto de cámara oscura, lo que provoca que se dilate más la pupila y pasen más los rayos nocivos al ojo, por lo que no protegen, sino todo lo contrario.

¿Cuáles son los daños que pueden producir el uso de anteojos truchos? El daño en el ojo es progresivo, no es inmediato y es acumulativo. Pueden generar problemas en la mácula, en corneas, irritación, sequedad ocular, hasta adquirir una hipermetropía. No proteger los ojos de los rayos UV a la larga puede producir cataratas o envejecimiento precoz de las retinas, por dar sólo unos ejemplos.

Los anteojos de sol sólo deben comprarse en ópticas especializadas y oficiales, donde pueden asesorarte teniendo en cuenta tus necesidades, para poder infórmate qué lente es mejor, y cuál filtro es mejor también.

Muchas personas usan lentes con graduación y cuando se ponen un anteojo de sol sin graduación, notan que pierden visión. Pero es posible realizar anteojos graduados con color y con filtro, para tener una visión óptima en esos momentos cuando estás en lugares al aire libre.

Por todos estos motivos, te alentamos a que compres en ópticas especializadas, donde priorizamos tu salud y siempre vas a recibir el asesoramiento y calidad de producto que proteja tus ojos!

Esta entrada fue publicada en Salud visual, Vida Cotidiana. Guarda el enlace permanente.