Anteojos de sol durante el verano

El sol es muy importante para la vida y la salud, pero también tiene su lado perjudicial, en sus rayos ultra violetas. Los rayos uv son invisibles al ojo humano, pero altamente dañinos si no lo protegemos, tanto de los adultos como de los niños.

¿Qué daños pueden provocar los rayos UV en los ojos? Desde queratitis en la córnea, opacificación del cristalino, “quemar” la retina, en los párpados puede provocar lesiones cutáneas que pueden desarrollar un cáncer en la piel, pterigion en la conjuntiva, y además puede haber una relación entre la radiación solar y la degeneración macular asociada a la edad.

El ojo humano tiene su mecanismo de protección en los párpados, pestañas y otras estructuras internas que bloquean parte de los rayos del sol, pero la manera más segura de protegerlos contra la exposición prolongada a los rayos UV son los anteojos de sol.

No todos los anteojos de sol son iguales, ni protegen de igual manera contra la radiación solar. En el verano prolifera la venta de anteojos de sol en la vía pública por ser económicos, pero la realidad es que estos anteojos no sólo NO protegen los ojos, sino que aumentan el daño. Los anteojos comprados en la vía pública carecen de filtros, los lentes son de plástico oscuro que filtran la luminosidad pero no la radiación, lo que provoca la dilatación de la pupila y mayor entrada de rayos UV en el ojo, anulando también la protección natural del ojo.

Los anteojos de sol deben ser homologados y con filtros especiales que cumplan los siguientes requisitos: bloquear la radiación solar, y reducir la intensidad de las radiaciones visibles para evitar el deslumbramiento. Para esto último, recomendamos lentes polarizados, especialmente útiles para conducir, ya que evitan los reflejos de la luz sobre el asfalto. Estos anteojos deben comprarse en ópticas especializadas, no en quioscos, farmacias, en la calle, o en jugueterías.

Fuente : https://tuvistasana.com/

Esta entrada fue publicada en anteojos de sol, Salud visual. Guarda el enlace permanente.