Día Mundial del Glaucoma 2020

El glaucoma es una de las enfermedades oculares que pueden provocar ceguera debido a la degeneración progresiva del nervio ocular. Marzo es el mes elegido (en particular la semana del 11 al 17 de marzo) para concientizar a la población sobre la existencia de esta enfermedad, aclarar mitos y verdades sobre ella, y alertar sobre la importancia de la detección temprana.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el glaucoma es la segunda causa común de ceguera y 4,5 millones de personas lo padecen en la actualidad con proyecciones de 11 millones de afectados para el 2020.

90% de los casos de ceguera son evitables con detección temprana y tratamiento.

Al glaucoma se lo llama “el ladrón silencioso de la vista” ya que no se perciben síntomas hasta que es muy tarde, por eso la importancia de la revisión médica.

Datos a tener en cuenta  sobre el glaucoma:

-La mayoría de las molestias empiezan a percibirse cuando el nervio óptico ya está deteriorado en un 40%.

-los familiares en primer grado de un paciente de glaucoma tienen un 10% más de probabilidades de padecer algún tipo de degeneración del nervio ocular.

-el glaucoma se da con más frecuencia en personas de más de 60 años, pero lo pueden padecer hasta los bebés

-el glaucoma suele empezar en 1 ojo, pero puede aparecer en los dos

El glaucoma no tiene cura, pero sí se puede detener su evolución con un tratamiento precoz, evitando la pérdida de la visión. Para esto es sumamente importante la revisión anual o cada 2 años por lo menos, en especial si hay antecedente familiar, o si se está en el grupo de riesgo por la edad.

El tratamiento para el glaucoma puede variar entre gotas oftalmológicas, medicación o cirugía láser, que cada vez son menos invasivas y con menos complicaciones, mejorando la calidad de vida del paciente.

Fuente: www.tecnolasersevilla.es

Esta entrada fue publicada en Salud visual. Guarda el enlace permanente.