Verano: cómo cuidar los ojos de los niños?

Durante el verano, además de proteger la piel, hay que prestar especial atención a los ojos y, cuando hablamos de los niños, la protección debe ser doble! La estructura de los ojos de los niños está en pleno desarrollo, y los daños que pueden sufrir en esta etapa especial pueden causar problemas a futuro. No sólo los rayos del sol pueden afectarlos, sino la sal del mar, el cloro de las piscinas o el aire acondicionado pueden afectar a su salud ocular. 

Proteger los ojos de los niños es fácil, solo hay que seguir ciertos consejos: por un lado, los niños deben usar anteojos de sol homologados, con protección UVA y UVB 100%. No compres los anteojos que venden en la calle, quioscos o jugueterías, no tienen nada de protección y generan más problemas que soluciones. Súmale a los anteojos un gorro o visera, y están listos para la playa!

Si se van a meter a la pileta o el mar, se recomienda usar antiparras o anteojos para el agua. Esto evitará infecciones, lagrimeo continuo, ojos rojos, irritación o visión borrosa ocasionados por el cloro y la sal.

Estar expuesto mucho tiempo al aire acondicionado o ventilador puede producir el síndrome del Ojo Seco, generando molestias oculares leves, y haciendo que se rasquen los ojos, aumentando la molestia. Evita que el flujo de aire le dé directamente, y trata de que haya una temperatura ambiente entre los 22-24 grados. En casos extremos, se puede tratar la sequedad usando suero fisiológico o lágrimas artificiales, siempre consultando con un especialista!

Por último, el lavado frecuente de las manos es una de las medidas preventivas más importantes, no solo de infecciones oculares, sino de infecciones respiratorias o gastrointestinales también.

Fuente: www.bebesymas.com

Esta entrada fue publicada en Salud visual. Guarda el enlace permanente.