Salud visual durante el embarazo

Todos sabemos que durante el embarazo, las mujeres atraviesan múltiples cambios fisiológicos que afectan a su organismo, y la vista no se libra de ellos. A pesar de ello, la mayoría descuida su salud visual, al punto que muchas embarazadas pueden notar visión borrosa o molestias oculares, y no le dan la suficiente importancia, pese a que ciertos signos deben ser consultados con el oftalmólogo de manera inmediata.

Además de la visión borrosa, hay otros síntomas que las mujeres pueden experimentar en el embarazo como son los ojos secos, incomodidad, cambios en la visión, manchas flotantes, visión doble e irritación de los ojos.

Una de las causas más comunes de esta alteración son las hormonas, las mismas que provocan la retención de líquidos en los tobillos o causan hinchazón de la cara, también producen un aumento de la acumulación de líquido dentro del ojo, lo que puede afectar a la córnea.

Si durante el embarazo se experimentan graves problemas de visión, estos pueden ser el signo de algo más grave. La visión borrosa y otros problemas de la vista durante la gestación son, a veces, un signo de preeclampsia, una afección potencialmente grave que afecta a entre el 3 y el 5 por ciento de todos los embarazos.

La preeclampsia causa hipertensión arterial y cambios de visión que pueden incluir visión borrosa, fotofobia, luces intermitentes en su campo de visión y, a veces incluso, ceguera temporal. Si estos síntomas están acompañados de dolores de cabeza, vómitos, dolor abdominal o hinchazón repentina en la cara y de las extremidades, hay que asistir de manera inmediata con el médico.

El mes que viene te contamos más sobre los cuidados que debés tener durante el embarazo.

Esta entrada fue publicada en Salud visual. Guarda el enlace permanente.