Opticaluro

La evolución de los lentes de contacto

| 0 comments

Leonardo da Vinci, en su “Códice sobre el ojo” de 1508, describe  un dispositivo para eliminar los vicios de refracción del ojo que consistía en un tubo sellado por una lente por uno de sus extremos que, lleno de agua, se colocaba sobre el ojo. El agua, al uniformizar la superficie corneal, eliminaba el astigmatismo.

En el siglo XIX y con fines ópticos el suizo Eugen Fick reporta en su famoso artículo Eine contactbrille el uso de lentes de contacto fabricados con vidrio soplado (1887). Pero los lentes de contacto se desarrollan masivamente en el siglo XX, con una gran evolución entre fines de ese siglo e inicios del actual que vale la pena destacar y conocer, dados los grandes aportes para la salud, comodidad y belleza.

Ya en el siglo XX los primeros lentes de contacto bloqueaban la córnea generando que llegara poco oxígeno a la misma. Cuando no llega suficiente oxígeno a la córnea, los pacientes pueden experimentar síntomas tales como: incomodidad, irritación, resequedad y enrojecimiento; por lo que pueden abandonar el uso de sus lentes de contacto. A largo plazo, esta falta de oxígeno, puede provocar complicaciones oculares más serias.

Un gran avance al respecto significó la creación de los lentes de hidrogel siliconado, que le brindan una ventaja muy importante al usuario como la alta transmisión de oxígeno. Algunos lentes transmiten incluso más oxígeno que el propio párpado resultando muy significativos para la salud visual de quien los usa. Esta característica del material hace posible que el usuario lleve sus lentes cómodamente durante largos periodos de tiempo y que incluso pueda dormir con ellos comprobando que salud y comodidad pueden ir de la mano.

Hasta hace un tiempo los lentes se usaban durante un año aproximadamente, con limpieza diaria recomendada, y se retiraban para dormir. Tan poca renovación implicaba ir perdiendo calidad visual, volviendo todo más opaco al irse ensuciando el lente. Por mucho que se limpiaran siempre había un residual. Esto se producía paulatinamente y el ojo se iba adaptando y a su vez forzando.

En este sentido el desarrollo de los lentes de reemplazo programado resultó un paso fundamental dado que mejoran la salud visual al durar entre 1 y 2 meses, teniendo menos posibilidades de ensuciarse.

En los últimos años hubo otra innovación: la creación de las lentes asféricas que tiene la cualidad de corregir las aberraciones que producían las lentes esféricas.

Hasta hace poco, los usuarios de lentes de contacto que requerían una corrección visual para leer tenían que usar gafas de lectura encima de las lentes para ver más cerca. La presbicia afecta a prácticamente todos los mayores de 50 años y mucha gente que no ha usado gafas en toda su vida no se acostumbra a usarlas en esa etapa, resultándoles incómodas. Hoy en día, las clomid lentes de contacto multifocales ofrecen lo mejor de ambas opciones: sin gafas y buena visión tanto de cerca como a distancia.

Las opciones han sido desarrolladas desde que las primeras lentes de contacto visual fueron inventadas. Mientras que algunas lentes de contacto aun están hechas en un diseño bifocal (significa que tienen dos puntos focales, uno para cerca y uno para lejos), otros son multifocales, con muchos puntos de foco para la natural transición visual desde la distancia a la cercanía.

El ojo seco es una afección que se incrementó muchísimo en los últimos años por el uso cada vez más frecuente de las computadoras y el aire acondicionado.  A este problema la tecnología le encontró también una

solución cuando salieron los lentes de contacto para ojo seco, que con alto contenido acuoso y mayor oxigenación para el ojo resultan en una considerable mejora de la salud visual. Antes las lentes se cerraban al deshidratarse y no dejaban pasar la lágrima produciendo ulceraciones. Estas lentes no se deshidratan porque son de silicona y no varían su curva base.

En cuanto al astigmatismo, se descubrió que es conveniente corregirlo a partir del 0,75 para lograr la mejor calidad visual. Hoy esto es posible por las lentes tóricas que cubren hasta el astigmatismo más incipiente (ver nota sobre astigmatismo en esta edición).

Las lentes de contacto de color se crearon hace varios años, brindando la posibilidad de cambiar de look y verse especial en una gran ocasión o generar una apariencia renovada en la vida diaria. En sus inicios los lentes de color tenían colores muy marcados por lo que algunos preferían no usarlos. Hoy en día son muy semejantes a los colores de los ojos, muy naturales, pudiendo adquirirlos con o sin graduación.

La última novedad fueron los lentes multifocales tóricos que corrigen astigmatismo y también presbicia.  Con esta última innovación los lentes de contacto vienen a satisfacer multitud de necesidades, deseos y aportan cada vez soluciones, comprobándose día a día su gran evolución.

¿No estaría orgulloso Da Vinci de la versatilidad de su invento en el siglo XXI?

Si quiere saber más sobre lentes de contacto ingrese al sitio web de Optica Luro. Y recuerde que le ofrecemos la opción de probar sin cargo ni compromiso los lentes, pida su consulta con nuestro especialista!

Leave a Reply

Required fields are marked *.