Cómo tratar la alergia ocular primaveral?

La llegada de la primavera es sinónimo de irritación, estornudos, congestión nasal y un montón de molestias más para muchas personas que sufren de alergia estacional. También afecta nuestra vista, ya que hay muchas sustancias que pueden provocar alteraciones oculares de cierta importancia, como la conjuntivitis alérgica o la queratoconjuntivitis atópica.

Esto sucede ya que la alergia primaveral afecta nuestra conjuntiva, la membrana que cubre la superficie anterior del globo ocular y la parte interna del párpado, y que funciona como defensa ante las infecciones y los traumatismos. Cuando llega la primavera, aumenta la presencia de polen y las esporas del moho que afectan a la conjuntiva y hace que se inflame, desencadenando los síntomas de la conjuntivitis alérgica:

  • Enrojecimiento
  • visión borrosa
  • ojos borrosos
  • picazón
  • inflamación de los párpados
  • secreciones viscosas

Cómo evitar los síntomas de alergia ocular primaveral?

Una manera de prevenir la irritación ocular por alergia, es evitar dentro de lo posible, la exposición directa a la luz solar durante mucho tiempo, y usar anteojos de sol homologados con protección UV.

Si además sufrís de sequedad ocular, podés usar gotas lubricantes para aliviar los síntomas, o ponerte compresas frías sobre los ojos, para bajar la inflamación. Cuando los tratamientos básicos o caseros no funcionan, recomendamos ir a un especialista, que puede ser tanto un oftalmólogo como otorrino, para que te indique un tratamiento especial, que puede ser a base de antinflamatorios o antihistamínicos, o esteroides oftálmicos suaves para casos más graves.

Fuente: www.elliberal.com.ar

Esta entrada fue publicada en Salud visual. Guarda el enlace permanente.